El presidente de la Liga de Fútbol Profesional pone en el mismo plano a nazis y a homosexuales

3

Lamentable espectáculo al que hemos asistido en los últimos días a cuenta de Roman Zozulya, el jugador de fútbol simpatizante de los ultranacionalistas ucranianos. Más allá de otras consideraciones sobre la defensa que una buena parte de mundo del fútbol está haciendo de Zozulya, especialmente deplorables nos parecen las palabras del presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas, que ha equiparado a nazis y homosexuales como objeto de discriminación.

La historia empezó cuando se supo que Roman Zozulya sería cedido desde el Real Betis Balompié al Rayo Vallecano. Parte de la afición de este último equipo, tradicionalmente alineada con posiciones de izquierda, mostró su indignación con el hecho que una persona como Zozulya, personalmente comprometido con los ultranacionalistas ucranianos, se incorporase a su disciplina. Roman Zozulya ha llegado a promover una fundacion, Narodna Armiya, para apoyar la presencia militar en las provincias del este de Ucrania (de mayoría de población de habla rusa y autoproclamadas independientes en 2014) y no ha dudado en fotografiarse con ropa militar y portando armas.También ha mostrado su admiración en Twitter hacia Stépan Bandera, el ultranacionalista ucraniano que colaboró con los nazis y cuyos seguidores contribuyeron a la limpieza étnica de polacos y judíos ocurrida en Ucrania durante la Segunda Guerra Mundial. Zozulya es, de hecho, una figura querida por los grupos de seguidores ultras de ideología nazi de su país.

La oposición a que Zozulya juegue en el Rayo, en lugar de desencadenar una reflexión sobre los lazos entre una parte del mundo del fútbol y las ideologías que fomentan el odio hacia las minorías (especialmente preocupantes en los países del este de Europa) ha provocado una reacción de solidaridad hacia el jugador, incluyendo no solo a sus compañeros del Betis sino a periodistas deportivos, a políticos (como el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido) o al presidente de la Liga de Fútbol Profesional, una entidad que cuando se trata de combatir la homofobia no muestra un especial interés en implicarse pero que en este caso sí lo ha hecho.

Buen ejemplo de ello es la conversación mantenida en el programa El Transistor, de Onda Cero, entre el periodista deportivo José Ramón de la Morena (que justifica a Zozulya y lo llega a definir como “un patriota” ucraniano), el propio ministro del Interior y el presidente de la LFP, Javier Tebas. Es en esta conversación en la que Tebas compara la persecución que a su juicio esta sufriendo Zozulya, de quien argumenta que se le está negando su derecho al trabajo, con la que podrían sufrir los jugadores homosexuales. Puedes escuchar todo el programa de El Transistor en el correspondiente podcast (aquí) pero las palabras a las que nos referimos aparecen en el minuto 40:45. “Es terrible lo que podemos encontrarnos en un futuro si esto no los cortamos o no somos muy claros en estas cuestiones. Porque hoy dicen que es nazi y lo dice un grupo de personas, pues mañana será porque ha jugado en el club contrario, o pasado porque será homosexual”, llega a afirmar Tebas.

Javier Tebas fue en su momento miembro del partido ultraderechista Fuerza Nueva y hace solo un año reconocía echar de menos “en ocasiones” a un Le Pen a la española. No es alguien del que en lo personal esperemos respeto hacia las personas LGTB. Pero Tebas fue elegido en su momento presidente de la Liga de Fútbol Profesional con el apoyo de 32 de los 42 clubes con derecho a voto. Que una persona que ocupa tan alta dignidad deportiva sea capaz de poner en un mismo plano a la ideología totalitaria más repulsiva que ha conocido el género humano con los derechos de las personas LGTB sí que nos produce especial inquietud. Y que nadie con responsabilidad en el mundo del fútbol español sea capaz de responderle no la alivia, precisamente.

3 Comentarios

  1. Creo que la defensa del ultraderechismo de este personaje esta más que demostrada.
    En cuanto a que un grupo de gente impida el fichaje deberían de darse cuenta que realmente ese “grupo” de gente es la que llena el estadio y hace que el rayo siga donde esta, es su mejor valor.
    De todas formas el cacao que montas con el comentario tampoco tiene mucho sentido.
    Sin mas ni más tebas se ha permitido comparar el nazismo con una condición sexual..

    Y

  2. Veamos.

    Se acusa a unos aficionados del Rayo Vallecano de algo así como de impedir que un futbolista ejerza su trabajo. ¿Esta acusación tiene algún fundamento jurídico?

    Lo digo porque para mucha gente es muy fácil acusar de delitos a otras personas, con absoluta frivolidad, alegría y sin rigor ninguno; no digo que sea este caso, aunque por otros casos se comprueba que para algunos es muy fácil poner denuncias, presentar querellas, perseguir a los demás, etc.; sinceramente, no me extrañaría nada que estuviéramos ante un querulante o alguien que actúa como un querulante cuando cree que a quienes denuncia, demanda o persigue son personas de un nivel socio-económico inferior, etc.

    Yo lo único que sé es lo que se vio por la televisión cuando un grupo pequeñito estaba en la calle expresando rechazo a un supuesto nazi; no sé si es o no es nazi, si no lo es pues mejor para todos.

    En fin, ¿pueden aportar más información de todo esto?

    Por ejemplo, a Donald Trump no dejan de acusarlo o de decirle que es un fascista, un nazi, un racista, etc., no parando de manifestarse contra él y no por ello se dice que se le impida trabajar.

    En fin, saludos, y al menos estaremos de acuerdo en que el nazismo es algo condenable, igualmente que el fascismo, que el franquismo, que el estalinismo y otras muchas prácticas similares.

    • Leyendo tu comentario solo puedo llegar a una conclusión, tienes un cacao en la cabeza impresionante.
      Vamos a ver, el tal Zozulya es defensor ultraderechista (no voy a perder el tiempo en mostrártelo en este comentario, tienes internet para buscar información).

      Por otro lado Tebas hace una comparación horrorosa al poner en el mismo nivel de este nazi a colectivos LGTB. Tebas ya dijo abiertamente (en el articulo puedes encontrar el enlace) que echaba de menos un Le Pen a la Española.

      En cuanto a si son un grupo de personas las que han dicho que no a ese fichaje, háztelo mirar, porque me atrevería a decir que ha sido un barrio entero.

Dejar respuesta

*