El precio de la luz se dispara en España y Rajoy confía en que la lluvia lo resuelva

0

Ante una escalada récord del precio de la electricidad en España y el reclamo de asociaciones de consumidores y empresariales para que el gobierno intervenga, el presidente Mariano Rajoy aseguró que no tiene pensado tomar ninguna medida adicional, pero confía en que la lluvia resuelva el problema.

“Está anunciado que va a llover y eso lógicamente dará lugar a una bajada”, sostuvo Rajoy tras la suba histórica que experimentó la tarifa eléctrica en las últimas semanas, coincidiendo con la ola de frío que afectó a España y Europa.

“Todavía tenemos problemas, aunque ahora se van a empezar a resolver con el agua y la energía eólica”, explicó el Jefe del Ejecutivo en entrevista con la radio Onda Cero, haciendo referencia a que si se incrementa la producción en base a estas tecnologías renovables -por circunstancias meteorológicas-, el costo final de la luz se va a abaratar.

Asociaciones de consumidores como Facua y el sector industrial alertan sobre las consecuencias de los altos precios en los bolsillos de las familias y en la productividad; mientras movimientos sociales e informes advierten desde hace años acerca del incremento de la pobreza energética del país, que afecta a una de cada cinco personas.

Pero salvo esperar que llueva, el gobierno del Partido Popular (PP) no planea adoptar decisiones para mejorar la eficacia y abaratar los costes en el mercado energético.

“Nos preocupa, pero en esta vida no todo depende del gobierno”, dijo el conservador Rajoy.

El pico en el precio de la electricidad en el mercado mayorista se produjo el miércoles, cuando se llegó a los 91,88 euros por MWh, el nivel más alto en lo que va de año, según datos del operador del mercado ibérico, Omie.

Si bien la tarifa experimentó hoy una caída del 4,3%, hasta los 87,88 euros, y mañana lo hará en un 13% -se fija con un día de antemano- los precios siguen siendo muy elevados y no se veían desde diciembre de 2013, momento en el que el gobierno actuó frente a una subida similar cambiando el sistema de subasta eléctrica por el actual, en el que el precio está vinculado a cada hora en vez de ser una referencia trimestral.

Asimismo, el ‘pool’ -mercado mayorista- funciona de forma marginalista, lo que quiere decir que el precio final de la electricidad, que se paga a todos los productores por igual, viene determinado por la última oferta acepta, que es la más cara, ya que las distintas tecnologías entran por orden de coste. De esta forma, son las energías renovables las que bajan el precio, de ahí la tesis de Rajoy.

El precio del mercado mayorista supone cerca del 35% del recibo de unos 12 millones de consumidores que están adheridos a la tarifa regulada, pero no afecta a los que contratan en el mercado libre, que son un millón más. Las empresas, por su parte, acuden al mercado diario o tienen contratos fijos a precios indexados.

El resto de la factura de la luz depende en un 40% de los denominados peajes al transporte de la electricidad, al IVA, en una cuantía del 21%, y a otros impuestos.

En ese sentido, el líder conservador remarcó que lo que ya hizo el gobierno es “congelar la tarifa de los peajes” y los cargos eléctricos, por lo que no tiene pensado imprimir una rebaja.

Además, insistió en que el problema del aumento del precio de la electricidad no es exclusivo de España, sino que afecta a otros países de la Unión Europea (UE).

“Los precios medios del mercado mayorista de luz son: en Italia de 110 euros por MWh; en Suiza de 110; en Bélgica y Francia 109; y en España, 87 euros”, apuntó Rajoy, quien adelantó que su gobierno estima una suba de la luz en la factura anual de 100 euros para este año.

El presidente del gobierno argumentó que el mercado español se vio afectado por el aumento de la demanda, la subida del precio del barril de petróleo de un 100% respecto al año anterior, y porque se exporta electricidad a Francia, debido a los problemas por el cierre de varias centrales nucleares.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*