Seguro que si eres vegetariano, vegano o tienes un amigo que lo es, sabrás de sobra que este tipo de absurdas preguntas forman del día a día. No importa que la persona te acabe de conocer, es lícito asediar con extrañas dudas, bromas o con idioteces sin carga argumental.

A nivel personal, creo que es normal que me indigne y me exprese cuando tengo que soportar que se cuestione nuestro modo de vida con teorías como que “las plantas también sufren”, “no comiendo carne mueren los mismos animales o más” o “no comer carne es antinatural”. Cualquier persona con dos dedos de frente, es consciente de que las plantas carecen de sistema nervioso o de que ya no vivimos en la selva y también es antinatural que nos ilumimenos con LEDs, que caminemos sobre suelas de goma, nos desplacemos por el aire cruzando continentes o incluso salgamos del planeta como si tal cosa.

En resumen, algo me lleva a pensar que esa necesidad de cuestionar y deslegitimar el veganismo, no es más que un acto para justificarse a uno mismo, es decir, te ataco porque tu forma de vida fruto de la conciencia sobre la explotación animal que me hace sentir mal como persona. ¿Tú que opinas?

No hay comentarios

Dejar respuesta

*