Nueva jornada de huelga en el Metro en Barcelona contra la precariedad y la privatización

Los trabajadorxs de Metro, tal como ratificaron en asamblea la semana pasada, realizan una una nueva jornada de paros este lunes como medida de protesta para incluir sus exigencias en el convenio colectivo.

0

Los paros serán de las 7:00 a 9:00 horas, de las 16:00 a las 18:00 y de las 20:30 a las 22:30 horas

 Los trabajadorxs de Metro, tal como ratificaron en asamblea la semana pasada, realizan una una nueva jornada de paros este lunes como medida de protesta para incluir sus exigencias en el convenio colectivo.

Como en semanas anteriores, los paros se distribuirán durante tres franjas horarias: de las 7:00 a 9:00 horas, de las 16:00 a las 18:00 y de las 20:30 a las 22:30 horas. Se mantendrán unos servicios mínimos dictados por la Generalitat del 40% en las horas punta mientras que entre las 20:30 y las 22:30 habrá unos servicios del 20%.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) ha vuelto a advertir de que esta oferta es “insuficiente para absorber la demanda normal” en las franjas de afectación, especialmente en horas punta.La compañía recomienda buscar medios alternativos y en el caso de utilizar el metro seguir las indicaciones de megafonía, las pantallas y el personal del metro.

Huelga también para la Diada y la Mercè

Esta nueva jornada de paros en lunes, la novena desde el inicio del conflicto, llega sin vislumbrarse un acuerdo entre ambas partes. De hecho, la plantilla del metro de Barcelonaacordó el jueves en asamblea hacer huelga también durante la Diada, la Mercè y en aquellos partidos de Champions del FC Barcelona que obligan a alargar el servicio de metro. Estas nuevas jornadas de huelga se han adoptado por amplia mayoría aunque todavía no se han convocado.

El viernes se mantuvo otra reunión en el Departament de Treball entre ambas partes sin llegar a un acuerdo. Fuentes sindicales señalaron tras la reunión que la dirección de TMB llevase “al papel la propuesta finalista verbalizada” para valorar si se puede someter a la votación de la plantilla. El comité de empresa ya había advertido de que votará en asamblea las propuestas de convenio que considere razonables y ha justificado el anuncio de los nuevos paros para presionar a TMB en la negociación del convenio.

La propuesta de la mediación de Treball de la Generalitat a la que todavía no se ha llegado a un acuerdo prevé una vigencia del convenio de 4 años (2016-2019), un incremento salarial que supera el 7% hasta 2019, entre subidas lineales y complementos, la transformación de contratos de tiempo parcial a completo de 372 agentes de atención al cliente que tienen contratos a tiempo parcial, mantenimiento de las jubilaciones parciales y reducciones de jornada el 2019.

Recordemos que, tal como señalamos en Kaosenlared el pasado 29 de junio, los dos divergencias principales entre  las dos partes —y dónde hay la principal diferencia de posiciones— son, por una parte, la externalización del mantenimiento de vías, un negocio jugoso y millonario que, según explican los sindicalistas, se reparten principalmente las empresas Comsa y Cobra y para el cual reclaman la internalización. Y por otra La precarización laboral, ya que aseguran que la empresa quiere crear un nuevo turno de trabajo que sólo sea para personas que trabajan a tiempo parcial. Los trabajadores piden que la empresa recupere un sistema de incorporación gradual a la plantilla (que denominan la “n invertida”) que permite la integración de los trabajadores de forma escalonada en el equipo. En las negociaciones se está presionando para que se recupere este sistema para la incorporación de nuevos trabajadores a tiempo completo.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*