El médico que ha puesto en jaque a Susana Díaz denuncia amenazas: “Me han mandado a matones”

Jesús Candel, más conocido como Spiriman, es el médico que está detrás de las protestas en Andalucía por la gestión de la sanidad, un problema que está poniendo contra las cuerdas a Susana Díaz.

0

Jesús Candel, más conocido como Spiriman, es el médico que está detrás de las protestas en Andalucía por la gestión de la sanidad, un problema que está poniendo contra las cuerdas a Susana Díaz. Candel ha hablado en una radio estatal de la última movilización en marcha, una manifestación en Jaén que coincidirá con un acto de Díaz y Zapatero. Spiriman ha precisado que no tienen nada “contra el PSOE” sino contra las “personas puestas en la administración”. “Ella saca pecho siempre de que la Sanidad es la joya de la Corona”, apunta, “es una mentirosa, no puede engañar más a Españacon esto. Vamos a decirle que ya está bien de tomarnos el pelo”.

Según Candel, el gobierno socialista “está destrozando la sanidad pública, haciendo los mayores recortes de sanidad de todo un país”. Se ha quejado de que desde el Ejecutivo les acusan de estar con Podemos, con el PP o con Izquierda Unida. Y también ha denunciado la campaña de acoso contra él. “Me han mandado matones, he recibido amenazas veladas” y ha habido “bulos por las redes”, ha dicho Candel, que en este tiempo ha sido acusado, entre otras cosas, de abusar de menores y de consumo de drogas. “Están acojonados, les hemos desenmascarado y la gente ha perdido el miedo”, ha dicho.

La protesta de Jaén será pacífica y masiva, como hasta ahora, ha vaticinado el médico, que ha destacado la “unidad total” en torno al problema, también con los sindicatos, “que están demostrando un par de cojones”. “Aquí lo que hay es una indignación tremenda” contra una administración que “juega con el miedo” y que controla tanto a cargos como “a determinados medios”.

En la entrevista, Spiriman ha reclamado la dimisión de todos los que cometen irregularidades, ha lamentado el amiguismo y el enchufismo en el sistema sanitario y ha reclamado que “den la cara”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*