Maspúblico, ¡Ahora o nunca!

Compartir es crecer

O porqué debemos aprovechar esta oportunidad para generar contrapoder mediante un medio de comunicación masivo.

A más de una y a más de dos, les habrá sorprendido que en una publicación que llama a la rebelión y a la autogestión desde abajo, se convoque también a generar una cooperativa de trabajadores y usuarios para salvar publico.es. Si decidimos lanzar maspublico.org fue por un acto de responsabilidad ante una oportunidad que más allá de los proyectos de cambio de sociedad que cada uno llevamos dentro, no podemos echar a perder.

Nunca ha estado tan cerca la posibilidad que uno de los medios digitales de información punteros en el estado español, esté autogestionado por una cooperativa, de forma participativa, sin jefes, sin intereses privados, sin censura. Un espacio abierto en que trabajadores y usuarios colaboren para hacer posible una medio de comunicación que cuente la realidad tal y como las de abajo la vivimos y la sentimos.

En un contexto de lucha tan amplia, no podemos dejar escapar un recurso como una publicación digital que está siendo leída diariamente por miles y miles de personas; con la inestimable oportunidad de contar con un equipo de redacción ya formado, con una experiencia que pueden compartir y extender; al mismo tiempo que los que solemos usar las redes sociales o participar en medios de comunicación alternativos, también podemos tener cabida y aportar nuestra implicación

Soy consciente del trabajo que están llevando medios de comunicación ya autogestionados como el periódico Diagonal, y la Directa. No solo debemos de ser sinérgicos con estos proyectos, más que esto, son iniciativas imprescindibles. Su capacidad de contarnos la información a partir de fuentes no oficialistas, será muy necesaria para salir de las inercias dominantes. En el ámbito internacional, la experiencia de Diagonal para acceder a relatos independientes, podría por ejemplo convertirse en un apoyo para que el nuevo medio cooperativo pueda gozar de una sección internacional fresca e independiente de las agencia efe y compañía. Así pues, un MasPublico cooperativizado, deberá trabajar con estos medios y apoyarse mutuamente para mejorar cada día.

Es evidente que uno de los objetivos de esta iniciativa, es recuperar parte de los puestos de trabajo que los profesionales de público van a perder por el cierre del diario. Es importante entender que su voz ha sido tenida en cuenta en esta propuesta, lo cual no significa que esté elaborada directamente por ellos, quienes aun están priorizando el tema del ERE. En este sentido es importante entender que la diferencia entre comprar publico.es o partir de 0, está en la credibilidad que se puede generar ante muchas personas, y por tanto ante la posibilidad de una cofinanciación popular, que haga posible la puesta en marcha del proyecto. No es lo mismo partir de una realidad en marcha, que de un futurible. No es lo mismo decidir capitalizar el paro, haciendo números a partir de realidades que hacerlo a partir de buenas ideas.

Aun así, aclarando algunas cosas respecto a algunas opiniones que están saliendo, no se trata de comprar la empresa de publico, la cual se está yendo a fase de liquidación y va a desaparecer, se trata de comprar su principal activo que es la página web, pero hacerlo sin asumir sus deudas. Lo que sí que es importante poder asumir, es a aquella parte de la plantilla que quiera ser parte del nuevo proyecto y que pueda demostrar con su experiencia, lo que va poder aportar al mismo.

El Diario Público tal y como ha existido estos años, no volverá. Por esto más allá de diferencias y desconfianzas que nos puedan dar parte de las formas en que se trataban las noticias y las influencias políticas que tenían en el medio, determinados partidos políticos; tenemos que ser conscientes que si conseguimos que publico.es sea cooperativo, será para generar un nuevo medio de comunicación y no para seguir con lo que fue el Diario Publico. Por ello no se trata de cuestionar MasPúblico justificando que el modelo del Diario Publico está obsoleto sino de aportar ideas y propuestas, para generar un medio de comunicación que esté a la altura de estos tiempos.

Tal y como se explica en el “plan de acción” presentado en Maspublico.org hay diversos retos a superar, entre otros: Complementar profesionalidad y criterios periodísticos de los trabajadores, con espacios de participación abierta de los lectores. Aprovechar el tirón de la web de publico.es , generando a la vez una nueva linea editorial mucho más despolitizada, a la altura de la independencia económica que vamos a trabajar para lograr. Generar un proyecto nuevo, a partir de un medio que para bien o para mal ya tiene su historia. Generar un equilibrio donde las diversas lineas ideológicas donde desde los movimientos sociales a la llamada izquierda real, todos y todas, nos respetemos y seamos capaces de sumar a un proyecto de comunicación común.

A ver, yendo al grano…En un proyecto como el de Maspúblico, nos podemos encontrar una pluralidad ideológica tan grande como en el 15M o recordando otro referente, como en la de las plataformas contra la guerra de Iraq que salieron a la calle hace 10 años. La gente partidaria de movimientos asamblearios tendremos que cruzarnos con gente habituada a otras formas de funcionar y llegar a un acuerdo juntos de como hay que llevar un medio de comunicación basado en el trabajo profesional de decenas de periodistas. Por ejemplo, mi ideologia de cambio social, está perfectamente reflejada en la publicación ¡Rebelaos! de este 15 de marzo, pero soy consciente que en MasPúblico debemos encontrarnos con gente que en muchos aspectos no comparten nuestras ideas autogestionarias al margen del estado. Generar proyectos importantes desde la diversidad ideológica y de puntos de vista, no es otra cosa que hacer POLÍTICA, con mayúsculas.

Así pues, MasPublico, nace con el difícil objetivo de no ser el proyecto ni de unos, ni de otros, sino una herramienta común para proteger la libertad de expresión y el pensamiento crítico, de las estructuras de poder dominante.

Lo que está en juego es el principal gran resquicio de contrapoder en la falsamente llamada “democracia” que podemos tener la oportunidad de generar a corto plazo. En un contexto de dictaduras de facto financieras y políticas, se trata de asumir la responsabilidad de liberar la información del monopolio de las agencias de información del régimen.

Está en juego multiplicar por 5 la capacidad de comunicación que tenemos en los movimientos sociales. Si se puede calibrar que en nuestros grandes momentos solemos ser capaces de movilizar y de hacer llegar nuestra voz a 1 millón de personas en el estado, Publico.es sigue llegando en la actualidad a 5 millones de personas.

Tal y como explica Chomksy o liberamos los medios de comunicación o estos controlaran nuestras vidas. Y por ello, si realmente estamos comprometidos en hacer posible otro mundo, debemos ponerlo todo para aprovechar esta oportunidad.

http://www.enricduran.cat/blog/enric/masp-blico-ahora-o-nunca

  • Linea36.com no siempre comparte las opiniones vertidas por nuestros colaboradores en sus artículos.

  • ¿Tienes un articulo? ¿te guta escribir? Recuerda que tú también puedes colaborar con linea36.com.

  • Si tienes algo que anunciar y si quieres contribuir a que linea36.com pueda seguir publicando artículos como este, puedes pedir información sobre como anunciarte en esta web.