La Plataforma Animalista de Villena (Alicante) defiende unas Fiestas del Medievo sin sufrimiento animal

0
Linea36

0hgebx0twmvnq69v

Un año más, las calles del Rabal se han llenado del halo de color, vida y alegría, características que seguirán impregnando el resto del año y cuya magia contagia al resto de la ciudad. Nuestros barrios, con sus cálidas gentes, nos han llevado hasta la Villena medieval a través de la música, los espectáculos y la decoración que con tanto esmero y esfuerzo ha preparado el vecindario para las miles de personas que se han acercado a disfrutar junto a todas nosotras de este insólito viaje en el tiempo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Con el espíritu de superación y empeño que caracteriza a todos y todas las que hacen posible quenuestra Feria Medieval adquiera, año tras año, mayor trascendencia nacional e incluso internacionalmente, el nombre de nuestra ciudad no obtiene sino un motivo más por el que ser ensalzado y objeto de reconocimiento.

No obstante el gran jolgorio y la gran admiración que despierta en cada uno de nosotros y de nosotras la celebración de esta fiesta, resulta inevitable aludir a unos participantes forzosos cuya presencia empaña con un halo de tristeza el color y la vida que protagonizan nuestra ciudad en estos marcados días; los animales.

A pesar de la insistencia mostrada en la naturaleza imprescindible de los animales en nuestras Fiestas del Medievo, desde la Plataforma Animalista de Villena apostamos por unas fiestas exentas de sufrimiento donde la explotación no conviva con la grandiosidad de la colorida exaltación que inunda nuestras calles; tal y como ya hemos mostrado en diversas ocasiones.

Este año cabe añadir al hacinamiento y las prolongadas e innecesarias jornadas de exposición a las que se ven obligados los animales, la compunción que nos ha provocado la decisión unilateral y arbitraria que ha tomado la Asociación de Vecinos del Rabal. Ante la imposición de la ineludible presencia de jaulas abarrotadas y entristecidas criaturas, la posición de la Plataforma Animalista de Villena no es si la de una tenaz oposición a las actuaciones coaccionantes con las que la Asociación ha puesto en entredicho la diversidad y riqueza de nuestras Fiestas del Medievo. Dicha actitud, falta de consenso y diálogo, no es sino una grave falta de respeto hacia todas aquellas personas, asociaciones y otras vecinas que trabajan intensamente también como voluntarias cada año para que nuestras fiestas puedan superarse edición tras edición y para que podamos ofrecer, cada vez, unos festejos más plurales y esplendorosos.

Siendo difícil de argumentar la importancia del uso de animales en las Fiestas ante la mayor asistencia de público a otras decenas de puestos, actividades y talleres, no logramos entender el planteamiento de la posibilidad de la cancelación de las fiestas, amenaza sostenida por la Asociación de Vecinos del Rabal como chantaje al Ayuntamiento.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A esto se suma nuestro entusiasmo al saber que hay más grupos que ven superflua la existencia de animales en las Fiestas del Medievo. Apoyamos por tanto la propuesta del colectivo de artistas de donación de obras, y además las personas de la PAV nos ofrecemos a realizar nuevas actividades en sintonía con las costumbres y usos medievales, libres de explotación animal eso sí. Sería positivo que no se cerrara de forma impulsiva la puerta a la posibilidad de inclusión de otras actividades más plurales, nuevas y frescas con las que seguir aportando a las Fiestas del Medievo una aureola de realce y de florecimiento.

Desde la Plataforma Animalista de Villena seguiremos luchando por unas fiestas mejores para todos y para todas y donde no quepa ningún tipo de discriminación por sexo, raza o especie; enriqueciendo sin sufrimiento nuestros festejos siguiendo el ejemplo de otras vecinas localidades como Elda.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*