La Guardia Civil detiene a una activista de los CDR por rebelión y terrorismo

0

La Guardia Civil ha detenido este martes a una activista de los Comités de Defensa de la República (CDR) como presunta responsable de la coordinación de las protestas en carreteras y peajes de la pasada Semana Santa. Fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional confirman a eldiario.es que esta persona está acusada de delitos de rebelión y terrorismo. La operación ha sido ordenada por el juzgado de instrucción 6 de la Audiencia Nacional.

Fuentes de la investigación han señalado a Efe que la detenida se trata de una mujer que difundió en las redes sociales un audio en el que explicaba las acciones y estrategias que iban a llevar a cabo distintos comités y en el que no descartaba extenderlas a los puertos y a Mercabarna. La detenida también difundió en las redes un audio con consignas y planes de acción de los CDR, en los que no excluía la colaboración de algunos sindicatos.

Además de esta detención, los agentes de la Guardia Civil están practicando registros en las localidades barcelonesas de Viladecans y Esplugues de Llobregat, según las mismas fuentes. En la operación están previstas dos detenciones, y fuentes próximas a la investigación confirman que a esta hora se ha producido una.

Durante la Semana Santa los CDR levantaron barreras en cuatro peajes de la red viaria catalana y cortaron carreteras para reivindicar la “república catalana” y pedir la liberación de los presos soberanistas. En concreto, se produjeron cortes en la A-2, la N-340 o la AP-7, donde se levantaron durante dos horas las barreras del peaje de la Roca del Vallès. Asimismo, los CDR también se manifestaron frente a la estación de Sants de Barcelona, sin llegar a cortar las vías del AVE, como sí sucedió en la huelga del pasado mes de noviembre.

La investigación de la Audiencia Nacional se abrió tras los cortes de carreteras de la pasada Semana Santa, la última acción de los CDR, que fue tildada de “kale borroka” por el PP. La Fiscalía señaló que las protestas podrían constituir “delitos de rebelión, malversación y otros delitos de orden público”. Los delitos de rebelión y terrorismo pueden ser castigados con más de 30 años de cárcel.

De carácter asambleario, los CDR nacieron para defender el referéndum del 1-O y posteriormente para reclamar la república catalana. Su horizontalidad hace que mientras muchos CDR apuestan por avanzar hacia una huelga general, otros prefieran estrategias de sensibilización social y de menos contundencia en las protestas.

Los CDR ya protagonizaron cortes de carreteras y de vías del AVE en las huelgas de los pasados 3 de octubre y 8 de noviembre. Las investigaciones de estas protestas las han asumido juzgados catalanes, que abrieron causas por desórdenes públicos (delito castigado de seis meses a tres años de prisión). Algunas investigaciones ya se han archivado porque los jueces no apreciarion violencia en el corte de carreteras y por la vaga identificación que realizaron los Mossos d’Esquadra de los manifestantes.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*