La CGT se opone a nuevos pactos sociales y a la instrumentalización de la lucha por las organizaciones del régimen

A la CGT no le vale un contrato social cualquiera. Es necesaria y urgente una movilización social, amplia y radical de los millones de personas desposeídas de sus derechos fundamentales

Linea36

La CGT ha mostrado nuevamente su rechazo a la utilización que los sindicatos del régimen llevan realizando durante meses para llamar la atención de la sociedad.

A través de un comunicado, la Confederación General del Trabajo señala la verdadera intención de estas organizaciones que no es otra que la de llegar a un “nuevo acuerdo” con el gobierno y la patronal en materia de pensiones, relaciones laborales y recortes de derechos fundamentales.

Los sindicatos del régimen ya han intentado en un par de ocasiones engañar a las clases trabajadoras con movilizaciones “espectáculo”. Sin embargo, la ciudadanía no ha respondido a estas llamadas porque ha comprendido que estos colectivos, además de haber estado escondidos durante los peores años de la crisis-estafa, han perdido toda la capacidad para pelear y defender los verdaderos intereses de los colectivos más desfavorecidos de nuestra sociedad.

Por todo ello, y a pesar de una nueva convocatoria por parte de estos sindicatos institucionales para el próximo 19 de febrero, la CGT continuará defendiendo las movilizaciones organizadas junto a las Marchas de la Dignidad, “recipiente” en el que se encuentran todas las personas de abajo, para el 25 de febrero, de manera descentralizada, y el 27 de mayo en Madrid.

CGT se opone a un nuevo “Pacto Social” y también a un nuevo “Pacto de Toledo”, y llama a tomar las calles el próximo 25 de febrero para defender lo público, las pensiones, pedir amnistía para todas las encausadas y perseguidas por luchar, el No al pago de la deuda ilegítima, la derogación del artículo 135 de la Constitución,  la derogación de las dos últimas reformas laborales y de las leyes mordazas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*