Estado español: Llega Obdulio Gaviria, jefe de la secreta uribista, invitado al Congreso del PP

Compartir es crecer

¿Otro uribista al exilio? (Reforcé intencionalmente) — No, no. Estoy aquí en otro asunto. ¿En qué?– El congreso de PP (Partido Popular).

¿José Obdulio Gaviria al exilio?

Hay viajes que dan sorpresas… ¡¡¡También nos llenan de asco!!!
Por Dick Emanuelsson, en viaje

Es grande el planeta, sin embargo cada día está más vigente aquel viejo dicho “el mundo es un pañuelo”.

De repente estuvo ahí, ¡sorpresa! Nada más ni nada menos que el ideólogo del fascismo colombiano, José Obdulio Gaviria. Cuando lo vi en la fila del aeropuerto de Miami, listo para abordar el vuelo a Madrid, me puse a pensar ¿Será que éste también parte al exilio como Luis Camilo Restrepo, el Director de las inventadas desmovilizaciones guerrilleras, cuando asesinaba  lumpen  para  disfrazarlos de guerrilleros, con  uniformes verde olivo planchados y fusiles paramilitares cacharra?

¡”Claro, con los falangistas en el poder, en Madrid, ya no necesitan de los uribistas y ex jefes del DAS-G3, tampoco irse a Panamá para asilarse, resultaría demasiado riesgoso con la guerrilla en la frontera como vecina en  la zona del sur panameño. Mejor le resultaría irse a un estado con los Neo Franquistas en el poder, además con la mejor cocina de Europa, quizás del mundo.

Estará más cómodo y además pensando en la realidad que demuestra que se abre un nuevo frente político en el continente europeo, reemplazando a los espías del DAS-G3 en las antiguas oficinas de los funcionarios de “la Red 100.000 amigos de Colombia en el exterior”.

Comprensiblemente teniendo en cuenta su modus operandi  y con sus aliados gusano-cubanos bien pegaditos, se puede hacer un buen trabajo, reagrupando las fuerzas uribistas para la retoma del Palacio de Nariño en Bogotá. Pero primero tocaría  tumbar a Santos, aunque en realidad no cambiaría mucho la historia si eso sucediera, si al fin es más que sabido que compartan poder y bien pueden entablar ese jueguito que dice “hoy te toca a ti, mañana a mí y VIVA la NARCO-PARA-DEMOCRACIA ILIMITADA”
¿LO AGARRO PARA LA POSTERIDAD DURANTE EL VUELO o en el aterrizaje? fue la pregunta que me pasó por la mente, mirando al calvo de Obdulio sentado en el asiento “9G”, en el DC8 de Iberia. Es el mismo calvo que los estudiantes en Quindío habían recibido con varios huevos podridos , acusándolo por ser el Jefe de los Paramilitares colombianos y el Capo de las Chuzadas, esa policía política secreta que ilegalmente nos espiaba por el hecho de hacer un periodismo crítico. Y no estaban equivocados los estudiantes.
Pero  me decidí a esperarlo en la salida, después del aterrizaje en Madrid.
Y ahí llegó con sus dos acompañantes o lo que en algunos países hermanos latinoamericanos, dirían con sus dos “culatas”, hombres al servicio de otro hombre que los necesita cuando el miedo se adueña de su conciencia y hace falta protección por las dudas…
Los utilizan los que se saben cuestionados porque son mafiosos.
Pang, Pang, Pang, Pang. Cuatro fotos rápidas y los tres me miraron sorprendidos con rostros trasnochados a las  8 de la mañana, pero con siete horas de cambio entre Latinoamérica y Europa causando molestias en el cuerpo.
¡Obdulio, venga para acá!  le llamé para conversar.
¿Ha llegado para unirse con Restrepo?
– Si fuera así. . . .
¿Pero no están planeando algo?
– No, yo sólo me he prestado para darle tribuna.
¿Otro uribista al exilio? (Reforcé intencionalmente)
– No, no. Estoy aquí en otro asunto.
¿En qué?
– El congreso de PP (Partido Popular).
Sonrió y se fue con los dos otros individuos con cara de cansancio en su cara de mala gente.
ME QUEDÉ CON LAS GANAS de responderle que yo era el co fundador de  ANNCOL junto con Joaquín Pérez Becerra, compañero y amigo encarcelado en un montaje en el que Obdulio ha aportado elementos mentirosos, pero sobre todo que ha dirigido una campaña de terrorismo mediático para demonizar todo que huela a  oposición contra Uribe en el exterior.
De todos modos el factor sorpresa parece que lo dejó sin preguntas al engendro repugnante.
Obdulio no ha perdido mucho tiempo  para atacar y crear un fundamento para la fiscalía, con el fin de criminalizar un medio alternativo que tiene más lectores que El Tiempo y por ende, es más peligroso para el poder económico y político que defiende Obdulio, Fernando Londoño y Ernesto Yamhure. Por eso ANNCOL y sus colaboradores tienen que ser acallados, y siempre por las malas (saben bien que de otra forma no podrán)
Llegan a una España en donde la expresión más recalcitrante y reaccionaria, ahora va en ofensiva en contra de los derechos y conquistas sociales y económicas que el pueblo trabajador español ha conquistado durante décadas de lucha contra el fascismo franquista y los regímenes neoliberales de la llamada Transición.
CON RAZÓN QUE LA TAMBIÉN FALANGISTA Salud Hernández-Mora, española nacionalizada en Colombia y columnista en El Tiempo, se siente tan bien en Colombia. Porque no importa si ella manda primero su crónica al jefe de los escuadrones de la muerte para que él la avale o proponga cambios, o que tenga las puertas abiertas del DAS donde se encontró con Obdulio una vez y obtuvo toda una carpeta para escribir y desprestigiar a los integrantes de la Corte Suprema de Justicia que sí, entienden su papel como juristas y por ende fueron y van contra uribistas acusados de ejercer la para-política.
La doña Salud –con perdón de las doñas-  puede seguir escribiendo crónicas, no importa si el Patrón tiene las manos manchadas de sangre colombiana, porque Colombia es Colombia y todo allí es atípico. Vale el juego sucio. Vale la sangre de pueblo chorreando la geografía enlutada por tantos años de odio.
SIN DUDA URIBISTAS COMO José Obdulio Gaviria, Luis Camilos Restrepo, Maria Pilar de Hurtado y muchos más del círculo interno del régimen de la mafia colombiana, tienen temor de ser enjuiciados por sus crímenes y delitos. Sienten la respiración de la justicia en la nuca y ya no se sienten tan seguros como cuando el Patrón mandaba. Porque, claro está que en Colombia no cambió nada pero también sabemos que las mafias tienen sus encontronazos y las “familias” suelen pasarse facturas de alto costo.
Ví alejarse a Obdulio y tuve que hacer un gran esfuerzo por no gritar, en medio del aeropuerto donde mucha gente va para hacer algún viaje de placer y no hay por qué importunarlos, pero confieso que me quedó atragantada una última consideración:
Prepárate Obdulio, pronto te toca a ti.

Redacción

Coordinación de la página web www.linea36.com.

No Comments

Esta web utiliza cookies propias y de terceros que son necesarias para el proceso de registro y el análisis de la navegación de los usuarios. Más información.