El otro franquismo

Compartir es crecer

Hoy, el franquismo castellano y el catalán han unido, de nuevo, sus consuetudinarias fuerzas, dimanantes de los respectivos legados paraideológicos de Franco y Cambó, para encarcelar a una joven anarcosindicalista, Laura Gómez, Secretaria de Organización de CGT Barcelona.

El busto de ese criminal sigue hoy indecorósamente expuesto a modo de monumento en la localidad de verges (Girona) y su nombre es el que figura como oficial, desafiando lo dispuesto en la Ley de memoria Histórica, para la escuela pública de la citada localidad.

En palabras de Francesc Cambó, en cuanto a principal referente, lastrado hasta nuestros días de los herederos convergents (Convergència Democràtica de catalunya), de la LLiga Regionalista, y las míticas soflamas pronunciadas por aquél en un almuerzo celebrado en el Balneario de Caldes de Malavella ante el General Miguel Primo de Rivera: “De una vez por todas y para siempre, entérense ustedes los militares: todo Golpe de Estado debe empezar por aplastar a los anarquistas catalanes”.

En palabras, y en estricta aplicación de doctrina, de uno de los jefes de la Gestapo catalana, David Piqué, se ha encontrado a otra rata que se escondía, y, lamentablemente, no han podido consumar la épica pues la afectada no se encontraba ni en una cueva , ni detrás de una silla de Universidad, ni estaba con mi compañera, la Claveguera (traducido “alcantarilla”).

Y en palabras del Jefe de la rabiosa y contagiada perrera, Manel Prat, lo acaecido debe ser consecuencia de las bellas “metáforas”(!) de la vida y de sus colaterales y graciosas “anécdotas”(!).

Ni que decir tiene que las descritas amenazas, tan explícitas y públicas, máxime atendiendo a los antecedentes de estos terroristas y criminales, nuestra familia se las toma en serio. Y al respecto cientos de direcciones electrónicas están alertadas al respecto, ante las anunciadas ofrendas a los Dioses que sigue meritando la conmemoración sucesoria de la rama catalana de la Dinastía Kim Jong. Porque, claro, hasta ahora los distintos Comités Internacionales de Derechos Humanos, y en perspectiva el de la Haya, la prensa internacional, los distintos Gobiernos, los principales Parlamentos, las agencias de calificación, los fondos de inversión, las organizaciones no gubernamentales y demás Asociaciones y Fundaciones; de servidor, y desde mediados de marzo, en autoaplicación de un cierto rango de prioridades, han tenido conocimiento, por esta parte, de la existencia de uno de los dos franquismos expuestos, y evidentemente, ambos, de corte democrático, pero al fin y al cabo franquismos, con poderoso componente expresivo de aquello que los estudiosos han venido a denominar conceptualmente como el Franquismo Sociológico, que equivale, a título de ejemplo, a proclamar, que se estaba, o se está ahora, contra el Régimen y no haber obrado nunca en consecuencia.

El delito de esta trabajadora consistió en asistir a un pequeño akelarre, eminentemente simbólico, ante las cristaleras de la puerta del edificio de la Bolsa de Barcelona el pasado 29 de marzo, jornada no laboral y de Huelga general, en que se quemaron cuatro cartones mal contados en concepto de visualizado acto de protesta para atraer la presencia mediática.

Los hechos no sucedieron en la vía pública y, por tanto, debería ser el propietario del recinto quien, en su caso, interpusiera, si lo entiende conveniente, una Denuncia, que a lo sumo, en caso de probarse alguna cosa en relación a la compañera, acabaría en una falta.

Como antaño, previamente, en el día de Sant Jordi se ofició misa para dar mayor solemnidad al concertado Auto judicial, esta vez en el mismísimo Palau de la Generalitat con asitencia cardenalicia incluida y supernumerarios de su principal secta, es decir, nuestro mejor Ministro, naturalmente del Opus Dei y más conocido por sus famosos pronunciamientos significados en la pletórica “el Estado nunca ha estado en suspenso” y en atentar contra el Honor e Imagen de 68 ciudadanos a los que sin su consentimiento se les han tomado y colgado fotos, en las cuales no se aprecia la comisión de delito alguno, para ser expuestas en la web de Felip, sisè (VI), en funciones de Conseller de Interior.

Estas prácticas, tan infames, reportan directamente a las de la Alemania del Partido Nazi y el señalamiento, con marca incluida, de todos los indeseables, principalmente judíos que debían estar previa y correctamente identificados a los ojos de la temida SS. Es de suponer que nuestro Arturu, que, de hecho, es como dice que lo llamaban en el Colegio Alemán fue un destacado alumno en esta asignatura. Y valga la apelación para recomendar al que, sin ningún pudor, se autoproclama en determina web como “el president més important de Catalunya”(!!) para sugerir que los valores alemanes nunca formaron parte del poso de valores catalán, en todo caso, nos tendríamos que remontar, tangencialmente al Derecho visigodo y su conocido espíritu, eminentemente colectivista, representado por la institución de la sippe, y solidario, activando el implacable mecanismo de la blutrache, en cuanto alguien dañaba al compañero. O compañera.

El Juzgado de Instrucción 23 de Barcelona, como es habitual en todos, ha motivado, a instancias del Poder político el siempre estrafalario riesgo de fuga, totalmente inaplicable para penas menores y personas arraigadas.

Y como bien os ha contestado este joven diputado de ERC (Esquerra Republicana de Catalunya), hoy, en el Parlament, y que no está dispuesto a que se cachondeen de él en la cara, con esas miserables formas clasistas significadas en que el Conseller de Desocupación lo haya mandado a Londres a ejercer el honroso oficio de camarero del gran García Oliver, es decir, a servir cafés; ha exclamado, plegueu, y, añado, largaos de una vez a la empresa privada, también para hundirla, que es lo que tienen que hacer los inútiles e incapaces.

Sois vosotros, los que habéis hundido el país en los últimos treinta años.

Y ahora, cuando acecha, por todos lados, vuestra ruina moral, cuando toda vuestra desgracia está a la vista y pensáis numéricamente en el excedente de población, queréis que lo paguemos nosotros, que sea el pueblo quien pague vuestra incompetencia, que sean seres humanos que lo paguen con su salud – que ni eso respetáis después de haberlos explotado -, para seguir manteniendo vuestros privilegios, vuestro tren de vida, vuestros copiosos sueldos, vuestras terceras y cuartas residencias; toda esta ostentación, infame y enfermiza, de acaparamiento de riqueza, que ahora ocultáis de las públicas miradas, pues sino la gente se os echaría rápido encima y ocuparía, literalmente, como en algunas partes de Latinoamérica, vuestras fincas.

Largaos de una puta vez y dejad a esa anarcosindicalista tranquila.

  • Linea36.com no siempre comparte las opiniones vertidas por nuestros colaboradores en sus artículos.

  • ¿Tienes un articulo? ¿te guta escribir? Recuerda que tú también puedes colaborar con linea36.com.

  • Si tienes algo que anunciar y si quieres contribuir a que linea36.com pueda seguir publicando artículos como este, puedes pedir información sobre como anunciarte en esta web.