David Rodríguez: “Sin una organización fuerte y una movilización constante, no es posible una transformación real de la sociedad”

0

David Rodríguez durante la Asamblea General de EUPV.

David Rodríguez fue candidato por EUPV a las últimas elecciones generales y además también estuvo en la lista autonómica por Alicante. David Rodriguez lideraba la candidatura “Una esquerra necessària per a la transformació del País Valenciày desde el pasado sábado 15 de octubre, tras la celebración de la Asamblea General de EUPV, lidera la nueva ejecutiva de Esquerra Unida del País Valencià con 31 votos a favor frente a los 29 que votaron la candidatura de Rosa Pérez.
Lo primero darte las gracias por ceder un hueco de tu agenda para esta entrevista. Tras la celebración de la asamblea, veo que algunos medios se empeñan en decir que existe un enfrentamiento dentro de EUPV contra el “garzonismo” que podría estar presente en la candidatura de Rosa Pérez donde vemos caras conocidas como Marina Albiol o Mireia Biosca ¿Crees que existe una brecha abierta en EUPV?

En EUPV hay diferentes sensibilidades, y en las candidaturas que se presentaron se reflejaban planteamientos diferentes en cuanto a cómo enfrontar los procesos de la convergencia, confluencia o coalición electoral u orgánica. En los documentos políticos habría un gran consenso. Estos son debates que dan en la lógica de una suma de federaciones de IU en todo el estado, legitimas, y que se resuelven democraticamente tras los debates. Pero considero que no es positivo que nos enfrenten a las dos candidaturas entre “garzonistas” o “antigarzoniostas”. Primero porque Alberto Garzón es el coordinador Federal de IU, de todas y todos, no solo de unos o de unas. Segundo, porque esta división dicotómica entre buenos y malos, nuevos y viejos, “garzones contra no garzoners” es interesada, la prensa del régimen la utiliza para enfrentarnos y para debilitarnos. No debemos alimentar estos planteamientos. Por nuestra parte, espero que se cierren viejas heridas, ya no hay candidaturas, hay un solo proyecto, EUPV. En el futuro será la militancia de EUPV la que decida su futuro sobre el proyecto, las coaliciones, etc., como siempre ha sido. Ahora toca fortalecer a EUPV.

En las últimas elecciones autonómicas EUPV tan solo obtuvo 166543 votos, algo que dejó a la organización política fuera de Les Corts Valencianes ¿Era necesario un cambio en EUPV para volver a recuperar la izquierda en el País Valencià?

Hace un año y medio, en mayo de 2015, el contexto de las elecciones venia marcado por un escenario muy volátil, convulso: nuevas formaciones políticas, saturación del PP en la sociedad, ansias de cambio, y a pesar del gran trabajo de EUPV en las calles y en las instituciones que ayudaron a sacar al PP de las instituciones, nos quedamos fuera de Les Corts Valencianes. Por supuesto que es un reto volver a Les Corts, y entendemos que eso pasa por volver a la EUPV como movimiento y político social. Definir nuestro perfil propio y marcar nuestra hoja de ruta fiscalizando a los gobiernos del “cambio” y luchando para superar las limitaciones que están mostrando en su programa del Botànic, será una de las claves para recuperar por la izquierda el PV. Por tanto, EUPV debe cambiar en este sentido, ser movimiento político y social, fortalecerse, y así recuperará visibilidad, electorado, capacidad de incidencia politica y social.

¿Cuáles serán los primeros paso que dará esta nueva ejecutiva?

Primero es hacer una radiografía de la organización, un análisis de nuestras fortalezas, nuestras debilidades, nuestras oportunidades y nuestras amenazas. Y con el objetivo de fortalecer EUPV, ilusionar a las bases, a nuestros cargos públicos, a nuestros simpatizantes, constituyendo grupos de trabajo operativos que pongan trabajo y capacidad para el proyecto en su conjunto. Tenemos un gran capital humano, implicado en los conflictos sociales y desarrollando política municipal, en las diputaciones de Valencia y Alicante, en el Congreso de los Diputados y en el Parlamento Europeo. Hay que socializar dentro y fuera todo este trabajo, comunicando mejor nuestro trabajo, y a partir de él, seguir creciendo organicamente y en nuestra intervención socio-politica.

En el manifiesto presentado por la candidatura de “Una Esquerra necessària per a la transformación del País Valencià” que la generosidad de Esquerra Unida y su militancia está contribuyendo a construir una alternativa política capaz de destruir el bipartidismo tanto en España como en el País Valencià ¿Desde EUPV se seguirá apostando por Unidos Podemos “A la valenciana”?

En primer lugar vamos a trabajar por fortalecer nuestro proyecto, EUPV como movimiento político y social, el cual hemos demostrado que sigue vigente, así como nuestro espacio político nitidamente de izquierdas, republicano, feminista, internacionalista, ecologista, … No tenemos un ciclo electoral en el corto plazo, por lo que debemos aprovechar este tiempo para fortalecer EUPV y recuperar visibilidad y capacidad de intervención socio-política. A partir de ahí, si somos capaces de que EUPV sea útil a la clase trabajadora y las clases populares, facilitando el encuentro de la izquierda social en la movilizaciones y la izquierda política en su lucha institucional, se podrá afrontar la necesaria unidad de la izquierda electoral. Pero esta convergencia, unidad o coalición, debe ser la consecuencia “natural” de la lucha social e institucional previa. Y además, entendemos que debe producirse desde el debate y la puesta en común de un programa político de ruptura con el sistema y el régimen actual, y en unas condiciones de respeto y dignidad entre las diferentes organizaciones que lucharan juntas. En este sentido, sí que entendemos que hay buscar la unidad de la izquierdas, pero organicamente no, ya que no se dan las condiciones necesarias en el PV. EUPV sigue sigue un sujeto político necesario para la transformación del PV.

¿Es el momento de romper individualismos y construir con colectivo fuerte?

Siempre he entendido la política como una suma de reivindicaciones individuales que se unen colectivamente para defender los intereses de la mayoría, en nuestro caso la clase trabajadora y las capas populares, con un ideal de sociedad justa, igualitaria, solidaria que solucione los problemas desde la raíz. Es necesario poner lo colectivo por encima de lo individual, es nuestra manera de entender las relaciones personales y entre los pueblos. Solo así podremos ilusionar a nuestra militancia y simpatizantes, darles el protagonismo que les pertenece, y ser sensibles y empáticos a las realidades de nuestros compañeros y compañeras y de la sociedad en su conjunto. Hay que trabajar de manera coherente con nuestro valores de izquierda como la colectividad, solidaridad, empatía, cooperación, equidad, justicia social, y superar los valores del capitalismo como el egoismo, el individualismo, el consumismo, la explotación, etc. En este sentido, hay que trabajar muy duro en la guerra cultural dentro y fuera de la organización. La formación será clave en nuestro proyecto.

Muchas personas coinciden en que desde el 22M no se ha vuelto a ver una gran movilización, es como si se hubiera esfumado todo… ¿Crees que es necesario recuperar el espacio perdido en la calle?

Es fundamental, sin una organización fuerte y una movilización constante, no es posible una transformación real de la sociedad. Hay que reactivar los conflictos, con inteligencia, sumando sensibilidades y voluntades, volviendo a las asambleas, las calles, sumando a personas y colectivos. El ciberactivismo exclusivo, o la delegación en los representantes institucionales típica de la democracia burguesa, representativa, es un riesgo. Nuestra apuesta es hacer política en las calles y en las instituciones que permiten superar el capitalismo. Para ello, necesitamos articular poder popular, trabajando coordinadamente con el poder social y el político.

¿Desde la nueva ejecutiva se apostará por una vertebración del movimiento político y social que permita trabajar en la elaboración de un programa abierto por y para la ciudadanía?

En EUPV siempre hemos tenido esa voluntad de sumar e integrar en lo programático y en lo orgánico. Es cierto que ha habido épocas donde se ha facilitado más o menos, pero siempre ha sido posible participar: en las áreas elaborando programa político, en los grupos de trabajo para programar actividades, formando parte de las candidaturas, etc. De hecho muchas de las reivindicaciones de las mareas, las plataformas contra los desahucios, sindicales, ecologistas, feministas, etc, ya las teníamos incluidas en nuestro programa político. Ahora es más necesario que nunca trabajar por hacer hegemónicas nuestras propuestas, y eso se hará trabajando junto a las organizaciones y nuestra militancia y cargos públicos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*