Cuatro palestinos muertos y miles de heridos por acciones militares israelíes desde el viernes

0

Un grupo de manifestantes palestinos y el ejército sionista se han enfrentado de nuevo este sábado en la ciudad cisjordana de Belén, en el marco de las movilizaciones contra la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Cientos de personas han protagonizado este sábado una marcha que ha discurrido por el norte de Belén y que ha concluido con choques contra los soldados israelíes. El Ministerio de Sanidad palestino ha confirmado a la agencia WAFA que decenas de personas han sido atendidas por los servicios médicos por inhalación de humo o impactos de pelotas de goma.

También se han producido nuevas movilizaciones en Cisjordania, Ramala, Hebrón y la ciudad israelí de Rahat. En Gaza, decenas de personas han vuelto a concentrarse junto a la frontera con Israel para lanzar piedras y quemar neumáticos.

Bormardeos del Ejército israelí

La respuesta sionista ha pasado de los tiros a las bombas, en una nueva demostración de su poderío militar genocida frente un pueblo prácticamente inerme. Como resultado de ello, dos palestinos han muerto en los bombardeos del Ejército israelí en la Franja de Gaza, según ha confirmado el Ministerio de Sanidad palestino. “El sábado por la mañana, los equipos de rescate ha encontrado los cuerpos de dos palestinos que murieron en los ataques aéreos israelíes de anoche en el norte de la Franja de Gaza”, informó el portavoz del Ministerio de Sanidad, Ashraf Al Qedra. Los fallecidos han sido identificados como Abdulá al Atal, de 28 años del distrito de Sheij Radwan y Mohamed Safadi, de 30 años y del barrio de Daray en Gaza.

Sobre las 3.45 h. de esta madrugada tres ataques aéreos israelíes impactaron en el norte, centro y sur de Gaza y provocaron daños materiales en las infraestructuras de las Brigadas de Azedín al Qasam, brazo militar de Hamás, según informó este grupo.

En su línea habitual de justificación de sus acciones como si de una guerra entre iguales se tratara, el Ejército israelí ha emitido un comunicado en que justifica los ataques. Así afirma en su comunicado que sus ataques han sido “en respuesta a los cohetes disparados hacia las comunidades israelíes durante el día de ayer”, añadiendo que “la aviación militar alcanzó cuatro infraestructuras de la organización terrorista Hamás en la Franja de Gaza“, olvidando que las ‘comunidades israelíes’ a que se refiere no son otra cosa que colonias y asentamientos establecidos en territorio del que fueron expulsados, con métodos de limpieza étnica, los legítimos pobladores palestinos y que las acciones del pueblo palestino no son más que legítima defensa contra un invasor genocida.

El comunicado militar sionista también ha señalado que alcanzaron una fábrica de armas, un almacén de armas y un complejo militar, y añadió que “en cada objetivo se golpearon varios componentes”. Previamente, otro bombardeo aéreo israelí de represalia había atacado posiciones de Hamás, en respuesta a dos proyectiles disparados durante la tarde, lo que causó al menos 15 heridos, entre ellos un bebé“, según el portavoz del ministerio de sanidad palestino.

Israel calificó los lanzamientos de ayer como “un acto grave de agresión” e insistió en que “hace responsable de los ataques que amenazan la vida de civiles” al movimiento islamista, como suele ser habitual en su tergiversación de la realidad.

Tras el reconocimiento de Jerusalén como capital del Estado de Israel por el ultraderechista Trump el nuevo alzamiento palestino, iniciado ayer con el “día de la Ira,  tiende a convertirse en una tercera intifada, cuando se cumplen 30 años de la primera rebelión generalizada del pueblo palestino contra la ocupación sionista.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*