Cifuentes comparece en la Asamblea pero no aclara la cuestión de su máster

0

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha comparecido este miércoles en el pleno extraordinario de Asamblea de Madrid, solicitado por PSOE-M y Podemos, que tenía por objetivo de despejar todas las dudas que pesan sobre la autenticidad de su título de máster. La dirigente popular se ha reafirmado en su postura y, aunque ha respondido a la oposición con los pormenores sobre la fecha de su matriculación, su asistencia a clase o la presentación de su Trabajo Fin de Máster, no ha presentado este último documento que serviría para constatar la legalidad y la corrección de su título, tal y como pedía la oposición. En este bronco debate, la presidenta ha vuelto a incidir en que corresponde a la Universidad Rey Juan Carlos mostrar dicho documento interno.

Cifuentes ha aprovechado su derecho a réplica para contestar las preguntas de la oposición. Al dar algunas explicaciones en el final del debate ha evitado que sus rivales políticos pudieran contraargumentar su exposición de motivos. En este punto, ha hecho referencia a las últimas informaciones publicadas por el diario.es y se ha limitado a desdecirlas. “Yo realicé y concluí mi máster en 2012, está demostrado con documentos y lo ha confirmado la propia universidad”, ha indicado. Así, ha explicado que se matriculó una vez pasado el plazo porque quedaban vacantes libres, “una práctica habitual en las universidades” o que “los estudios de postgrado adaptan las necesidades a los estudiantes que trabajan”, algo que justificaría su ausencia en clase.

En su intervención inicial, Cifuentes ha arremetido contra la oposición por llevar a cabo lo que considera “un fraude de ley parlamentario”. Y es que la presidenta madrileña considera que todo es un ataque a su “buena gestión” al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid. “Se ha intentado destruir a la persona y no al adversario político”, ha indicado. En este momento, ha achacado esta supuesta ofensiva a una “operación” de la izquierda que quiere conseguir a través de los medios o las redes sociales lo que no ha ganado en las urnas” o a “un castigo” por su lucha contra la corrupción. Sus fuerzas se han centrado en arremeter contra la oposición, especialmente contra quien podría ser el candidato en una moción de censura en su contra, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, exrector de la Universidad Autónoma de Madrid, a quien ha acusado por “falta de respeto” a sus “compañeros” catedráticos y profesores de la URJC.

Las explicaciones de Cifuentes no han contentado a la oposición. El murmullo en la Asamblea era constante. La presidenta de la cámara, Paloma Andrados, ha llamado en reiteradas ocasiones al orden. “Su intervención no ha despejado las dudas en este asunto. La confianza de los madrileños se ve seriamente afectada”, ha apreciado Gabilondo, quien ha incidido en “las dudosas” explicaciones ofrecidas por la URJC. “No es un hecho menor, sino un síntoma de concebir el poder como un privilegio que le exime de los mismos compromisos que los demás”, ha lamentado. Por su parte, la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, ha criticado que el TFM de la presidenta siga sin aparecer y ha pedido la dimisión. “No solo no ha refutado ninguna de las acusaciones, sino que ha sido capaz de decir barbaridades”, ha indicado.

En el cruce de intervenciones ha sido especialmente relevante el rifirrafe entre Ciudadanos y PP, socios de investidura. El portavoz de los naranjas en la Asamblea, Ignacio Aguado, ha criticado a Cifuentes por no salir “de la cueva de la Puerta del Sol” en 14 días y ha adelantado que su partido tratará de impulsar una comisión de investigación para estudiar las supuestas irregularidades del máster de la presidenta. “Espero contar con el apoyo de PSOE y Podemos, que no primen los sillones”, ha indicado. A su vez, en su defensa encarnecida de la mandataria, el portavoz del grupo parlamentario del PP, Enrique Ossorioha sacado la artillería contra los naranjas “Señores de Ciudadanos, ustedes practican aquí lo que rechazan en Cataluña. Solo hay una cosa que les aglutina: la falta de profundidad de sus ideas”, ha indicado el popular, quien se ha referido en reiteradas ocasiones a los socialistas, los morados y los naranjas como “el tripartito”.

El PSOE ha anunciado que presentará una moción de censura contra Cifuentes. Podemos se había mostrado abierto a esta posibilidad –ya impulsaron una moción fallida el año pasado– si la presidenta madrileña no dimitía. Sin embargo esta medida, para tener éxito, necesita del apoyo de Ciudadanos, partido que por el momento no ha pedido la dimisión de la mandataria y ha solicitado una comisión de investigación urgente. El PP y los naranjas suman 65 escaños, mientras los morados y los socialistas suman 64.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*