Carta de la hermana del argentino muerto en comisaría tras una paliza

1
Linea36

Hoy se han presentado en la Dirección de Asuntos Consulares del Ministerio de relaciones Exteriores y Culto de Argentina la madre y hermana de Juan Pablo Torroija, de nacionalidad argentina, quien se encontraba residiendo en España y que tras 18 días de no poder hacer contacto con él, el pasado sábado (28/07/2012) han recibido de manera informal la desgraciada noticia de su muerte ocurrida tras su detención y posterior ‘golpiza’ realizada por policía municipal o bien los Mossos d’Squadra de la ciudad de Girona, España.

Juan Pablo Torroija es argentino (DNI 21.600.653), padre de dos hijos, uno de ellos de nacionalidad argentina, quien también vive en España junto a su madre, Jazmín Eyerhalde, de nacionalidad española. Juan Pablo vivía hace 8 años en España, y los tres últimos años en situación de okupa en Barcelona. Recientemente se había trasladado a la ciudad de Girona donde estaba viviendo, ya que había habido un gran desalojo en su residencia anterior, luego de la participación de todos sus compañeros en las conocidas manifestaciones de “indignados”.

Juan Pablo, por lo que hemos podido reconstruir de manera personal, es detenido el 10 u 11 de Julio por la noche por la policía o bien por los Mossos d’Squadra en la calles de Girona, no sabemos bien por qué. Es golpeado salvajemente y llevado a una comisaría de esa ciudad, ingresando el 11 de Julio a la Guardia del Hospital de Trueta, en un estado de extrema gravedad. Según declaraciones de la policía, Juan Pablo se había intentado ahorcar en sus dependencias.

La policía nunca informó de su detención ni de su internación a ningún familiar ni a lo teléfonos que figuran como su domicilio legal en España, por lo que Juan Pablo permaneció 4 días sólo en estado de extrema gravedad.

La única persona que logró informarse de lo sucedido es Ramón (quien por razones de seguridad no quiere que demos a conocer su verdadero nombre), reciente amigo de Juan Pablo, a través de un joven italiano que se presenta e su casa y con pocas palabras en español describe lo sucedido a Juan Pablo en la detención. Es Ramón quien inmediatamente se presenta en la Comisaría de Vista Alegre (Girona) en donde le informan que Juan Pablo Torroija estaba internado en la sala de cuidados intensivos del Hospital Trueta por un supuesto intento de suicidio (ahorque) en el calabozo de la comisaría.

De la única persona que tenemos hoy alguna información sobre el estado de Juan Pablo en el Hospital es de Ramón. Juan Pablo se encontraba golpeado de manera brutal en su cabeza, en sus costillas del lado izquierdo, en ambos brazos, en sus piernas y con todo su cuello marcado, como por trauma. Todos estos lugares golpeados, estaban cubiertos con cinta blanca a manera de disimular las lesiones. Al acercarse Ramón a los médicos del Hospital Trueta, a donde estaba en terapia intensiva Juan Pablo, ningún médico quiso darle explicaciones sobre lo sucedido, tan sólo le dijeron que tenía daños irreversibles por asfixia y que creían que no iba a sobrevivir. Juan Pablo muere un día después (14 de Julio de 2012), sólo. Su cuerpo es trasladado a la funeraria Mémora, puesto a disposición del Juzgado N° 1 de Girona.

Ni su familia ni el Consulado Argentino con representación en España fueron anunciados de su detención ni de su posterior fallecimiento. Y recién 14 días después, gracias a un amigo de Juan Pablo que se traslada a Girona, nos hemos enterado de su muerte y de las condiciones bajo las cuales ésta ha sucedido.

Es por ello, que hacen la siguiente presentación, con el consecuente dolor que implica como familia recibir esta tremenda noticia pero entendiendo que los hechos sucedidos son extremadamente graves en materia de derechos humanos.

La serie de irregularidades en el proceso de detención y posterior fallecimiento de Juan Pablo, la falta de comunicación por parte de las autoridades judiciales de los hechos, las declaraciones propias de los compañeros de Juan Pablo quienes denuncian una situación de persecución, asedio, detención y tortura en dependencias policiales, así como los innumerables casos de fallecimiento de jóvenes (y especialmente migrantes) en situación de detención en dependencias de policiales en España, hacen que lo sucedido a Juan Pablo sea un caso de extrema gravedad porque no sólo se han violado todos los derechos de Juan Pablo, de su familia sino del Estado Argentino como última representación.

El Director de Asuntos Consulares nos ha recibido conteniéndonos y como Gobierno Argentino ha ordenado los recursos pertinentes para representarnos en esta situación tan dolorosa, para que se esclarezca lo sucedido hasta que se haga justicia por la muerte de Juan Pablo quien vivió su infancia en Venezuela por ser hijo de exiliados políticos de este país.

1 Comentario

  1. Los Mosos de Escuadra, hace tiempo que van a su aire, sin el debido control de las autoridades correspondintes, Es un cuerpo fascista, que tinen complejo de Rambo. Muy corrupto pues con la compra y venta de droga al por mayor en cualquier plaza de Barcelona hacen la vista gorda. Es necesario la reorganisaciòn total. Es la verguenza de Catalunya. Los asesinos tienen que pagar por ello. Yo no me explico como todavía siguen en el cuerpo como si nada hubiera pasado. Ese corporativismo barato en nada beneficia a los Mozos de Escuadra; ellos mismos tienen que exigir la depuración de responsabilidades. No quiero ni pensar que pudo haber intencionalidad política en el asesinato, pero sabiendo que la mayoría de sus miembros son de extrema derecha, no me extrañaría. Los alcahuetes de la prensa han mantenido silencio complice. Pues si hubieran notificado la detención ilegal, no se hubieran atrevido a matarlo. Corrieron en esas fechas rios de tinta por el accidente del fascista del PP en que murio un desidente cubano, casí acusando al gobierno de Cuba de atentado. Y el crimen de los Mosos de Escuadra lo silenciaron. Además de asesinarlo ocultaron lo hechos a sus familiares. Tambien hubo complicidad judicial, porque lo de tragarse lo del suicidio, sin hacer ninguna investigación y esperar 14 días para notificar a la familia. Esto da la pauta de lo corrupta y degradada que esta la justicia a todos los niveles.

Comments are closed.