Calatalunya declara la independencia como república… pero la “suspende durante unas semanas” en favor de una solución dialogada

0

Puigdemont ha validado los resultados del referéndum del 1 de octubre en su discurso ante el Parlament de Catalunya. Con una participación de 2.286.217 de personas, el  a la independencia habría obtenido el apoyo del 90,2% sobre los votos válidos según los datos aportados. Puigdemont ha concluido que “las urnas, bajo una lluvia de golpes de porra, dicen sí a la independencia“,  por lo que, en aplicación de la ley de transitoriedad, ha añadido que asumía “el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república“. Sin embargo,  a continuación ha pedido que “el Parlament suspenda los efectos de la independencia durante unas semanas para que se abra un período de diálogo” con el Estado Español y con la mediación internacional. “El conflicto entre España y Cataluña”, ha asegurado, “puede resolverse de manera pacífica. Por nuestra parte, no quedará”.

Por tanto, en relación a las especulaciones de los últimos días, parece que se impone la posición que ya había anunciado el eurodiputado del PdeCat Ramon Tremosa en el sentido de que el Govern se ha decidido por una vía intermedia entre la declaración unilateral efectiva y la declaración en diferido, asumiendo la voluntad de llegar a la República pero dejándola suspendida, como ocurrió en el caso de Eslovenia al que se refirió Tremosa, a la espera de una intermediación que permita una solución negociada.

La reacción más significativa al discurso de Puigdemont se ha producido en los escaños de la CUP que, a diferencia de los diputados de Junt pel Sí, no se han levantado de sus escaños ni han aplaudido.

Fragmento clave del discurso de Puigdemont

“La ley del referéndum establece que dos días después de la proclamación oficial de la proclamación de los resultados y en el caso que el número de votos del sí haya sido superior al número de votos del no, el Parlamento, y cito textualmente: “celebrará una sesión ordinaria para efectuar una declaración formal de la independencia de Catalunya, sus efectos, y acordar el inicio del proceso constituyente”. Hay un antes y un después del 1 de octubre y hemos conseguido lo que nos comprometimos a hacer en el inicio de la legislatura.

Llegados a este momento histórico y como Presidente de la Generalitat, asumo presentarles los resultados del referéndum delante todos ustedes y delante de los ciudadanos, el mandato del pueblo de que Catalunya se convierta en un estado independiente en forma de república.

((aplausos))

Esto es lo que hoy hacemos con solemnidad por responsabilidad y por respeto. Con la misma solemnidad, el Govern y yo mismo proponemos que el Parlament suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas empecemos un diálogo sin el cual no es posible llegar a una solución acordada. Creemos que el momento pide no sólo la desescalada en la tensión sino la voluntad clara y comprometida para avanzar en las demandas del pueblo de Catalunya a partir de los resultados del 1 de octubre. Resultados que hemos de tener en cuenta de forma imprescindible en la etapa de diálogo que estamos a punto de abrir.”

No hay comentarios

Dejar respuesta

*