El Bosque de la memoria “Donde los árboles recuerdan”.

0
Linea36

Organizada por la asociación santomerana el Taller de la Memoria se celebró este sábado 11 de Febrero el primer encuentro para la plantación de un jardín forestal, junto al parque de El Siscar (Santomera), con especies autóctonas de bosque mediterráneo, y donde cada árbol simbolizará a una persona represaliada o asesinada por el franquismo. Al acto de esta original experiencia unitaria, que ha agrupado a diferentes colectivos senderistas, juveniles y ecologistas del municipio, han asistido casi 60 personas, a pesar de que las condiciones meteorológicas no acompañaron. Este nuevo espacio de memoria de más de 6000 m2, se ha plantado con casi 300 árboles y diferentes especies de arbusto.

La esencia de este proyecto es hacer brotar la vida, a través de los árboles, de todas aquellas personas del Levante Peninsular (la asociación ha empezado la tarea por las personas represaliadas del municipio de Santomera, de las que tienen un listado de casi 100 personas) que fueron represaliadas y asesinadas durante la Guerra Civil y la brutal represión franquista por defender la libertad, los derechos humanos y a un gobierno elegido democráticamente.

Con este proyecto se ha generado un bosque mediterráneo donde cada árbol plantado representa a una de aquellas personas, es una parte viva y visible de la memoria colectiva y que contribuirá a la reparación de las víctimas y posibilitará que, una vez por todas, estén juntas de nuevo. Además, los cuidados que se depararán para que estos árboles crezcan fuertes será una muestra del compromiso de la ciudadanía por mantener viva su memoria, y ya no los dejarán secar, pues sería como volver a dejarlos perder en el olvido. Como bien dice el título del proyecto: renacerán con fuertes raíces y robustas ramas allí “donde los árboles recuerdan”.

Dentro de este nuevo espacio de memoria estarán los nombres y el recuerdo de personas que sufrieron la brutalidad de la represión franquista, y que guardan historias que a día de hoy siguen siendo desconocidas para muchas personas tanto en el municipio como en la Región:

Historias de personas que lucharon contra el fascismo aquí, contra el nazismo en Europa y que acabaron deportadas en el campo de concentración nazi de Mauthausen. Que fueron fusiladas lejos de su pueblo después de terminar la guerra y otras que nunca volvieron del frente, y de las cuales sus familias no pudieron guardar más que algunas cartas en un cajón. Que una vez terminada la guerra fueron recluidas en campos de trabajo forzado y obligadas a la más cruel esclavitud. Mujeres que sufrieron la brutal represión en la cárcel, donde algunas incluso tuvieron que dar a luz, en la calle, a través de sus hijos, u obligadas a limpiar el suelo de la iglesia y del cuartel de la guardia civil sin trapo y sin guantes mientras les pisoteaban las manos. Son solo algunos ejemplos de las historias que 40 años de franquismo silenció y que a través de la memoria de los árboles se intentan recuperar con este proyecto.

Desde la Asociación han querido agradecer la colaboración del Programa Impulsa de Podemos, que premió el proyecto y que lo ha financiado, del Ayuntamiento de Santomera, que ha cedido el espacio para realizar la plantación, y, sobre todo, a todas las personas asistentes por venir a echar una mano.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*