El 27 de febrero comienza el juicio contra las activistas por oponerse a la MAT

1

El próximo 27 de febrero dará comienzo el juicio contra seis activistas que lucharon contra la colocación de la Torre 66 de la linea de Muy Alta Tensión (MAT) a Fellines (Girona), para los que la Fiscalia, Red Eléctrica Española (REE) y la Generalitat de Catalunya piden hasta 7 años de prisión.

La mañana del 8 de enero de 2014, un vídeo que alertaba sobre la inminente colocación de la Torre 66 en Can Planelles, Fellines (Girona), saltaba a las Redes Sociales llamando a la solidaridad y respuesta ante un atropello Medio Ambiental como supone la MAT, además de la colocación de una torre a escasos 16 metros de una masia habitada, algo completamente ilegal. Cuatro años después, el 27 y 28 de febrero y el 1 y 2 de marzo de 2018 se celebrará en la Audiencia de Girona el juicio contra la persona que resistió la actuación policial desde el interior de un vehículo enterrado en el punto exacto donde se tenía que levantar la torre y otras cinco personas identificadas durante las cargas que se produjeron en el perímetro de Can Planelles.

Croquis de la infraestructura para boicotear la colocación de la Torre 66

Aquel 8 de enero, uno de los activistas se enterró bajo tierra a través de un conducto para boicotear la colocación de la Torre 66, las protestas se prolongaron durante todo el día. A la zona de Can Planelles llegaron decenas de activistas así como Mossos de Escuadra, los cuales van producir cargas indiscriminadas contra las personas que allí se encontraban mostrando su apoyo, llegando incluso a romper un brazo a una de las activistas cuando esta intentaba protegerse de un porrazo en la cabeza, por el cual un mosso se sentará en el banquillo el próximo 27 de febrero y para el que la acusación particular pide para el una pena de cinco años y seis meses de prisión por los delitos de lesiones agravadas y torturas, y una indemnización de 7.000 euros por los 120 días que tardaron en curar las heridas y las posteriores secuelas de dolor y movilidad.

Según indica en el comunicado ofrecido por las activistas de la Torre 66, aquel día se llegó a poner en peligro la vida del activista enterrado, ya que se permitió la entrada de maquinaria pesada, haciendo caso omiso a las activistas que informaban que en ese punto había una persona enterrada.

Según informa la Directa.cat, la Fiscalía pide penas de entre 2 y 7 años de prisión, por los delitos de desórdenes públicos, atentado, atentado con instrumento peligroso, amenazas y daños, y por faltas de lesiones. La Generalidad de Cataluña sitúa la acusación en penas de entre dos y cinco años con cuatro meses. Y Red Eléctrica Española aún lo incrementa más, con una horquilla entre los tres años y tres meses y los ocho años y seis meses. En todos los casos con penas-multa, responsabilidades civiles e indemnizaciones asociadas, que en caso de no pagarse podrían incrementar aún más las penas privativas de libertad.

24 de febrero, manifestación solidaria.

El próximo 24 de febrero hay convocada una manifestación a las 17h en la Plaza de Catalunya de Girona para exigir la absolución de las 6 personas imputadas en el desmantelamiento de la MAT.

1 Comentario

Dejar respuesta

*